Fiesta de la Divina Misericordia


La semana de Octava de Pascua, concluye en nuestra diócesis, Esta Fiesta fue instituida en la Iglesia por San Juan Pablo II.

San Juan Pablo II retomó el testigo de Santa Faustina Kowalska, a quien Jesús le había pedido que se reconociese que la Misericordia es su supremo atributo y que el mundo no alcanzaría la Paz hasta que el hombre no confiase plenamente en que Dios es ante todo Misericordia, es decir, Amor.

La Iglesia concede indulgencia plenaria a quien celebre la Fiesta con las condiciones habituales.

Como viene siendo tradicional, se celebra esta Fiesta de la Divina Misericordia en la Concatedral Santa María de la Redonda, con una solemne misa concelebrada a las seis de la tarde.

Entradas recientes