Jornada de las Vocaciones Nativas


LAS VOCACIONES NATIVAS

El ambiente que reina en nuestra sociedad supone un freno importante a las vocaciones. En cambio, en las Iglesias de otros continentes muchos jóvenes siguen descubriendo que el Señor los llama como sacerdotes, religiosos o religiosas. Son las vocaciones locales –el más hermoso fruto de la labor de los misioneros–, que se preparan a servir a sus comunidades y a toda la Iglesia desde la diversidad cultural de sus pueblos.

NO LO TIENEN FÁCIL

Sin embargo, estos jóvenes a menudo carecen de medios para cubrir sus gastos de mantenimiento y estudio, debido a sus entornos de conflicto y pobreza. Los Papas siempre han hecho llamamientos a nuestra sensibilidad cristiana y misionera, para que no dejemos que estas vocaciones se pierdan por falta de los recursos mínimos.

LA MEJOR AYUDA

En 1889, una laica francesa, Juana Bigard, y su madre, Estefanía, se ponen en marcha ante las grandes necesidades de los seminarios en los territorios de misión. Surge de este modo la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol, una iniciativa de la Iglesia universal que no cesa de ayudar a los seminaristas, novicios y novicias de la geografía misionera que más lo necesitan. En España su Jornada se celebra cada año el IV Domingo de Pascua.

¿CÓMO COLABORAR?

Con la oración y el ofrecimiento espiritual. Con donativos, domiciliaciones, herencias y legados. Con “becas de estudio”, sufragadas individual o colectivamente (por una parroquia, colegio, seminario...). Con estipendios de misa…

El año pasado nuestra diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño cooperó con el Seminario Saint Curé d’Ars de Bujumbura (Burundi) con 29.541,60 €.

BECAS PARA LAS VOCACIONES, UNA RESPUESTA EFECTIVA

Las Obras Misionales Pontificias desean impulsar la cooperación con las vocaciones nativas a través de la implantación de las “Becas”. Desde hace años en nuestra diócesis vemos que esta forma de cooperar va creciendo: una Beca completa son 2.000 € –. Media Beca –1.000 € – Un curso escolar – 350 € –.

Entradas Rec