Carta del Obispo: Acto de inauguración solemne y Envío de la Misión


Queridos hermanos:

Recibid un cordial saludo en este comienzo de curso, cuando en muchos de nuestros pueblos estamos celebrando las fiestas patronales y de Acción de Gracias. También debemos dar gracias a Dios por todo el trabajo que desarrollan nuestras parroquias a lo largo de todo el año.

Como ya sabéis, estamos a punto de iniciar la Misión Diocesana. Después del trabajo realizado el pasado curso, hemos tomado conciencia de que es necesario y urgente encontrar nuevos caminos de evangelización para anunciar la Buena Nueva de Jesús en la Rioja de hoy. Nuestra Misión Diocesana, a la que hemos llamado EUNTES (Id y anunciad el Evangelio), nos ayuda a tomar conciencia del mandato de Jesús dado a sus discípulos y que, traspasando la historia, llega hasta nosotros para invitarnos a ser auténticos discípulos misioneros.

Para presentarla en nuestra tierra riojana, hemos pensado realizar una inauguración solemne que, Dios mediante, será el próximo 17 de noviembre, sábado, a las 16:30 h. Consistirá en la celebración de la Eucaristía en la Plaza de Toros de Logroño y, a continuación, una procesión que discurrirá hasta la iglesia de Santiago el Real atravesando varias calles del centro urbano. Tanto para la Eucaristía como para la procesión queremos contar con las imágenes de mayor devoción de La Rioja. Por supuesto, nuestros patronos: la Santísima Virgen de Valvanera, los santos mártires Emeterio y Celedonio y santo Domingo de la Calzada. Pero también, con las imágenes de la Virgen y de los Santos patronos de nuestros pueblos y ciudades.

¿Qué sentido tiene esto? Un sentido muy claro.

La Misión Diocesana que vamos a comenzar no parte de la nada, sino que es un estadio más en el proceso de evangelización desarrollado en nuestra tierra riojana desde hace siglos. Por eso, la presencia de los santos y, de manera muy especial, de la Virgen María, nos recuerda la tradición secular, el tesoro de la fe transmitido de generación en generación, que nosotros hemos recibido y debemos legar a los hombres y las mujeres que viven en La Rioja en estos comienzos del Tercer Milenio.

El Papa Francisco nos recuerda que Dios nos antecede, va por delante en nuestra tarea evangelizadora. Sí, Él toma la inicitiva pues ama a su pueblo y desea encontrarse con cada uno de sus hijos. Eso es lo que queremos expresar con este gesto: las imágenes de nuestros santos patronos, procesionando