Fundación Cáritas Chavicar promovió en 2020 el acceso al empleo de 264 personas


· El área Medioambiental, pilar económico de la Fundación, ha gestionado un 46% menos de residuos que en 2020 por causa del Covid-19, cerrando la enridad y los confinamientos


En la antesala de la celebración del Día del Trabajo, como lo viene haciendo desde hace años, Fundación Cáritas Chavicar ha presentado hoy su memoria de actividades de 2020. “Este año ha estado marcado por una pandemia que ha atacado con fuerza la economía. Así lo constatan nuestros servicios sociolaborales. Son muchos los riojanos que acuden a nuestra Agencia de Colocación y al Centro de Formación Virgen de la Esperanza en busca de ofertas de empleo o de la formación que potencie sus posibilidades de encontrarlo. A corto y medio plazo, no prevemos que la demanda de ayuda decrezca”, ha explicado Jesús Pablo Romero, director-gerente de la Fundación.

En este sentido, ha señalado: “El 2020 ha sido muy complicado para toda la sociedad y nuestra entidad también lo ha sufrido, especialmente el área Medioambiental. Cerramos el ejercicio con un balance negativo de 84.858 euros. Por eso hoy más que nunca necesitamos el apoyo de la sociedad riojana para poder seguir ofreciendo nuestro apoyo a quien más lo necesita. Queremos salir adelante y por ello estamos impulsando nuestros servicios medioambientales, especialmente el servicio de destrucción confidencial y el de vaciado de inmuebles”.


El área Sociolaboral

En 2020 la entidad social atendió a 2.024 participantes. De ellos, 875 acudieron por primera vez y 1.149 eran personas ya atendidas en años anteriores que siguen precisando entrevistas dentro de su itinerario de inserción sociolaboral. “El año pasado atendimos a 623 personas menos que en 2019 debido al estado de alarma y al cierre de los servicios no esenciales obligado por el confinamiento. Principalmente este descenso se corresponde a seguimientos durante la primera ola, cuando nos vimos obligados a cerrar y ofrecer servicios mínimos, pero al reabrir las solicitudes nuevas se dispararon”, ha revelado Inmaculada Espila, directora del área Sociolaboral.


“La entidad también gestionó un 33,5% menos de ofertas de empleo (reflejo de la situación complicada que atraviesa el sector empresarial y, especialmente el sector servicios, principal fuente de origen de las ofertas gestionadas en la Agencia de Colocación). Sin embargo, conseguimos cuatro inserciones más que el año anterior. En 2020 recibimos un total de 266 ofertas de empleo y ayudamos a encontrar trabajo a 264 personas (frente a las 260 inserciones de 2019). De ellas, 256 fueron contratadas por cuenta ajena y ocho, atendidas en nuestro Punto de Autoempleo, se dieron de alta como autónomos. Estos datos muestran la efectividad y la cada vez mayor adaptación de nuestros servicios al mercado laboral. Las empresas pueden confiar en nuestra Agencia para encontrar a los mejores candidatos y además de manera totalmente gratuita”, ha asegurado Espila.

En el Centro de Formación Virgen de la Esperanza, el recurso formativo conjunto de Cáritas La Rioja y Fundación Cáritas Chavicar, se ofreció formación a 498 personas. “Este centro nos permite potenciar la empleabilidad de las personas que acuden a Cáritas.Uno de los principales problemas de estos usuarios es la falta de empleo o el empleo precario, principalmente por la falta de experiencia o cualificación —ha contado la directora del área Sociolaboral—. Con nuestra oferta formativa tratamos de cubrir estas carencias. Por ejemplo, 15 personas cursaron el Certificado de Profesionalidad de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales. En total, 14 lo superaron con éxito y de ellas, nueve ya han encontrado un empleo (64%)”.

Además, 468 personas, un 4,5% más que en 2019, participaron en alguna de los 41 cursos de formación no reglada: 256 de forma presencial, 163 a distancia y 49 en el programa que se ofrece gracias a la colaboración de la UNIR. “Estamos convencidos de que la formación es uno de los pilares fundamentales en la reconstrucción de las personas con más necesidades. Y el campo de las nuevas tecnologías otra herramienta fundamental para ello. En ese sentido estamos trabajando en el desarrollo de una plataforma on line de formación que aglutine las diferentes acciones que estamos llevando a cabo”, ha informado Inmaculada Espila.


Fundación Cáritas Chavicar trabaja también el desarrollo de la vertiente social. Para ello dispone de Centros de Inserción Social en Logroño, con 12 plazas de atención mensual, y Calahorra y Santo Domingo, que suman otras 40 plazas. En 2020, el Programa de Inserción Social atendió a 51 participantes.