JORNADA MUNDIAL DEL MIGRANTE Y DEL REFUGIADO: 27 de septiembre




Queridos hermanos y hermanas:

El próximo 27 de septiembre, celebramos la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado con el lema: “Como Jesucristo, obligados a huir. Acoger, proteger, promover e integrar a los desplazados internos”. Dentro de esta denominación, desplazados internos, se incluye a los millones de hombres, mujeres y niños obligados a migrar dentro de sus propios países por diversas causas: emergencias humanitarias, conflictos armados, perturbaciones del clima, violencia generalizada, etc.

En su mensaje para esta Jornada, el Santo Padre señala que a menudo el drama de estas personas queda invisible, puesto que ocurre dentro de las propias fronteras, y en este último tiempo su situación se ha visto agravada por la crisis mundial causada por la pandemia de la Covid-19. Por otra parte, nos recuerda que esta realidad no solo afecta a los países con circunstancias sociales extremadamente frágiles; también en nuestro propio territorio hay personas inmigrantes que, en cierto sentido, se ven «obligadas a huir». Huir del sometimiento y la violencia, huir de la precariedad laboral, huir de la intemperie, del olvido… Huyen para salvarse, para recuperar la dignidad que les ha sido arrebatada. Este es un reto pastoral al que estamos llamados a responder acogiendo, protegiendo, promoviendo e integrando a esos desplazados internos.

Como bien dicen los Obispos de la Subcomisión Episcopal Migraciones y Movilidad Humana, “esta Jornada trata de poner rostro a las personas vulnerables rescatándolas de las listas anónimas de cifras, de sensibilizar a la comunidad cristiana que reconoce a Jesús en cada persona obligada a huir. Se trata, en definitiva, de sensibilizar a la sociedad española para que asegure los derechos de la dignidad humana a toda persona obligada a desplazarse”.

Desde el Secretariado Diocesano de Pastoral de Inmigrantes, nos dirigimos a vosotros para pediros que anunciéis y sensibilicéis a nuestros fieles en las parroquias, comunidades religiosas, escuelas, instituciones…,

para poder, una vez más, acercar la situación de los migrantes y refugiados a nuestra gente; sin descuidar las medidas de precaución que se requieren en este tiempo de pandemia. Junto con esta carta van los materiales que os ayudarán en esta labor.

Con el motivo de esta Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, el día 27 de septiembre, a las 12:30h, se celebrará la Eucaristía en la Parroquia de San José Obrero, C/ Magisterio, 2 – 26004 Logroño, presidida por D. Vicente Robredo, Vicario General de la Diócesis. Estáis todos invitados a participar en ella.

Désiré Kizungu Mulinga

Entradas recientes