¡Feliz Pascua, misioneros!

misioneros pascua

¡Feliz Pascua, misioneros!

En una reciente visita a la Delegación de Misiones de la Diócesis me pidieron unas palabras para los misioneros, hombres y mujeres, laicos, consagrados y sacerdotes que siendo naturales de La Rioja os encontráis repartidos por tierras lejanas a modo de semilla del Evangelio esparcida por este mundo que Dios ama.

Acabamos de terminar la Semana Santa y hemos contemplado cuánto ama Dios al mundo, a cada uno de nosotros, por quienes ha dado su vida, lo que nos desconcierta y al mismo tiempo nos consuela profundamente y nos llena de esperanza. Hemos escuchado con emoción el plan salvador de Dios, cantado en el pregón pascual: ¡para rescatar al esclavo, entregaste al Hijo!, ¡Feliz la culpa que mereció tal Redentor! ¡Qué noche tan dichosa! Sólo ella conoció el momento en que Cristo resucitó de entre los muertos.

Esta es la Buena Noticia que no podemos dejar de pregonar a los cuatro vientos: que la vida, que es Cristo, triunfa sobre la muerte, y por tanto, nuestra vida, participando de la suya, gozará del mismo destino. Si toda noticia, que entendemos que es motivo de alegría, nos cuesta contenerla, cuánto ni más, ésta que tutea a la muerte e impide que vivamos ante ella como esclavos.  Cuánto entendéis los misioneros de esta nueva mentalidad que ofrece la Resurrección de Cristo, confrontando culturas y tradiciones, que aunque muchas veces son ejemplares y reflejan la obra creadora de Dios, en otras ocasiones necesitan de la elevación que procura el Evangelio. En cualquier caso, todo el mundo necesita del mensaje de Jesús que da sentido a nuestra existencia. Vuestra presencia paciente en medio de estos pueblos, con su diferente grado de desarrollo, facilita el camino de acceso a Dios para que muchas personas puedan reconocer el significado salvador del aleluya para sus vidas.

Acabamos de estrenar este tiempo pascual y la Iglesia nos presenta en unos días el domingo de la Divina Misericordia, que es como hemos indicado más arriba el recordatorio de cómo Dios ama todo lo que ha salido de su mano creadora, de forma muy especial al hombre y a la mujer, creados a su imagen y semejanza. Otra realidad nada fácil de mostrar en vuestra realidad misionera, tantas veces envuelta en zonas de conflicto, de rivalidades, y de toda clase de violencia. Qué labor, impagable, la que realizáis, para hacer llegar la misericordia, el perdón y la paz a tantos lugares que la han perdido dejando tras de sí un rastro de profundo dolor que no dejáis de acompañar.

Y a pesar de todo seguís por aquellas tierras, y los que vuelven, lo hacen con la nostalgia de lo mucho vivido y aprendido durante la entrega del Evangelio. Algo misterioso tiene este intercambio del tiempo de misión que vincula cada vez más al misionero con la realidad a la que sirve, sin la que ya no llega a explicarse a sí mismo totalmente. Mucho tiene que decir el amor de Dios que se hace carne a través vuestro y que recibís a su vez de aquellos a los que ofrecéis vuestra vida.

Ayudadnos a vivir también nosotros con este espíritu de misión para que no dejemos de anunciar el Evangelio que colma el corazón del ser humano. Lo pedimos desde La Rioja a nuestra patrona, la Virgen de Valvanera. Un abrazo cordial a todos y la bendición de Dios, +Santos Montoya Torres, Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Arsys que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad