Historia de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño

La diócesis de Calahorra nace de la sangre martirial de san Emeterio y san Celedonio, derramada con toda probabilidad durante la persecución de Diocleciano a finales del siglo III (298). El martirio de los Santos invita a suponer la existencia, al menos, de un pequeño núcleo cristiano en la ciudad romana.

 

En la segunda mitad del siglo IV, el poeta Aurelio Prudencio, al indicar la existencia de un baptisterio en el arenal de Calahorra, es decir, en donde la tradición sitúa el martirio, a orillas del río Cidacos, atestigua ya la existencia de la diócesis, con su obispo al frente, aportando incluso el nombre del primero históricamente conocido: Valeriano. Hasta allí acudían los cristianos de la comarca en busca de la protección de los Santos.

A lo largo de su historia, la diócesis ha originado un enorme contingente de patrimonio artístico, así como figuras ilustres que han destacado en el campo de la teología y el derecho (el cardenal Aguirre), la espiritualidad (fray Juan de Jesús María, el calagurritano), la historia (Padre Risco), la literatura (Gonzalo de Berceo) y otros campos, incluso dentro de la vertiente polémica (Llorente). Una larga lista de misioneros ha contribuido a la extensión del Evangelio por todos los continentes. Pero, sin duda, el mejor exponente de la vitalidad de la fe en tierras riojanas es el racimo de santos que a lo largo de los siglos ha dado continuidad al testimonio ejemplar de los santos Emeterio y Celedonio. Así tenemos, en la antigüedad a san Millán, en la edad media a los santos Domingo de Silos y Domingo de la Calzada; en la moderna, a los misioneros san Jerónimo Hermosilla y san Ezequiel Moreno. Y, ya en la contemporánea, a los mártires de la persecución religiosa desatada durante la II República y la consiguiente Guerra Civil. Desde 1965, la Virgen de Valvanera es la patrona canónica principal de la diócesis.

En la actualidad coincide territorialmente con la Comunidad Autónoma de La Rioja, ya que en 1956 cedió los territorios de Soria y Navarra que aún seguían unidos a ella e incorporó otras zonas riojanas que pertenecían a las Diócesis de Tarazona y Burgos. En 1861 se habían desgajado de ella las provincias vascongadas, dando origen a la Sede de Vitoria. 

La Diócesis tiene una extensión de 5.033 Km2. Su población es de 319.002 habitantes (INE 2014), de los cuales son católicos el 85 % aproximadamente. El 12,5%  de la población es inmigrante. Está organizada en 9 Arciprestazgos; tiene 253 parroquias. Hay 227 sacerdotes incardinados, de los cuales 28 trabajan fuera de la Diócesis. Tiene 5 seminaristas mayores, que estudian en la Facultad de Teología de Burgos; y 2 seminaristas menores, que estudian en el Seminario Menor de Burgos. En la Diócesis hay un monasterio de monjes benedictinos, 13 de monjas contemplativas, 21 comunidades de religiosos, 38 de religiosas, 6 de una Sociedad de Vida apostólica y 5 Institutos seculares.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable de tratamiento: DIÓCESIS DE CALAHORRA Y LA CALZADA-LOGROÑO

 

Finalidad y legitimación: El tratamiento se realiza para la gestión de su solicitud y/o consulta a través de este sitio web. La base legitimadora es su consentimiento al rellenar y enviar el formulario y marcar la casilla de aceptación de la política de privacidad.

 

Destinatarios de cesiones: No se cederán datos a terceros, salvo que las excepciones legalmente previstas.

Destinatario de transferencia internacional: No se realizan transferencias internacionales.

Derechos de los interesados: A retirar su consentimiento en cualquier momento a oponerse al tratamiento, a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Información adicional: Puede consultar aquí todos los detalles.

Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño

C/ Obispo Fidel García, 1

26004 - Logroño (La Rioja)

Telf.: (+34) 941 27 00 08

@2018 by Obispado de Calahorra y La Calzada-Logroño