Jornada por la Vida: 25 de marzo




Este año celebramos la Jornada por la Vida en el contexto del Año de san José con el lema “Custodios de la Vida”.


Como san José, que recibió la misión de custodiar y proteger a María y a su Hijo, también nosotros hemos recibido ese encargo.


En nuestra sociedad actual hay muchas personas que tienen como criterio para evaluar si una vida merece la pena de ser vivida o no la salud, el bienestar o la utilidad. Fundamentan sus propuestas en los sentimientos y deseos y dan lugar a una cultura de la muerte que queda reflejada en la reciente proposición de Ley Orgánica de regulación de la eutanasia.


Los cristianos debemos preguntarnos cuál debe ser nuestra respuesta en estos momentos. No debemos caer en el derrotismo y pensar que no hay solución o que no hay marcha atrás. Tampoco quejarnos y mantener los brazos cruzados.


San José nos marcó el camino, debemos ser custodios de la vida porque la vida siempre es un bien, es un don que Dios nos da. Toda vida merece ser vivida ya que en ella está la voluntad de Dios, es profundamente querida por Él.


La Iglesia, como Madre que es, generadora de vida, nos invita a tener valentía creativa para custodiar y defender la vida humana. Debemos agradecer a todas las personas que bien por su fe o por solidaridad humana, tanto en el ámbito eclesial como el civil, trabajan y aportan iniciativas para promover la cultura de la vida. Especialmente tenemos que ser agradecidos con las personas que acompañan a las mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad para ayudarlas a que no se vean abocadas al aborto. También a las que cuidan con cariño y generosidad a los mayores y a los enfermos terminales haciéndoles sentir que no son una molestia y, de ese modo, que no piensen en la eutanasia como una salida a su situación.


Los Obispos de la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida nos invitan a “todos los cristianos y personas de buena voluntad a instaurar la cultura del cuidado, viviendo este compromiso por la vida en nuestro día a día, ofreciendo nuestra ayuda eficaz a los que atraviesan situaciones de vulnerabilidad”.


Acudamos a la intercesión de san José, custodio de la vida y patrono de la buena muerte, y de santa María, su Esposa y Madre de Jesucristo, para que nos hagan apóstoles del Evangelio de la Vida.

Entradas recientes

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable de tratamiento: DIÓCESIS DE CALAHORRA Y LA CALZADA-LOGROÑO

 

Finalidad y legitimación: El tratamiento se realiza para la gestión de su solicitud y/o consulta a través de este sitio web. La base legitimadora es su consentimiento al rellenar y enviar el formulario y marcar la casilla de aceptación de la política de privacidad.

 

Destinatarios de cesiones: No se cederán datos a terceros, salvo que las excepciones legalmente previstas.

Destinatario de transferencia internacional: No se realizan transferencias internacionales.

Derechos de los interesados: A retirar su consentimiento en cualquier momento a oponerse al tratamiento, a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Información adicional: Puede consultar aquí todos los detalles.

Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño

C/ Obispo Fidel García, 1

26004 - Logroño (La Rioja)

Telf.: (+34) 941 27 00 08

@2018 by Obispado de Calahorra y La Calzada-Logroño