Con Jesús a Nazaret 

Vicente Robredo administrador diocesano

Queridos cristianos y cristianas de La Rioja, pequeños y mayores. ¡Qué bueno ir todos juntos con Jesús a Nazaret, de vuelta a casa!

De vuelta de Belén, de aquella noche, fría pero esencial, de aquel asombro ante el Hijo de Dios recién nacido, dormido entre pañales de ternura y de madre. ¡Cuántos pastores vuelven cada noche a aquel establo, solo para rememorar aquellas horas tan bienaventuradas y volver a su hogar fortalecidos para seguir sembrando amor divino y avivando esperanzas!

De vuelta de Belén y de vuelta de Egipto, de la persecución del rey Herodes que le obligó a emigrar, buscando asilo en país extranjero. Aunque para Jesús no hay tierra alguna que le sea extranjera. Que ama cada nación y cada pueblo, cada cultura, oficio, lengua, raza apasionadamente. Que es nuestro hermano mayor, aun de pequeño y, como tal, nos quiere a cada uno, como somos. Que no hay persona alguna a la que no ame.

¡Qué amor el de este Hijo de Dios que se hace niño, que se hace adolescente con nosotros, luego joven y adulto, para vivir su historia en nuestra historia, asumir nuestros gozos e inquietudes!

¡A Nazaret con Él! ¡Vayamos todos a Nazaret con Él, de vuelta a casa! Que hay que seguir creciendo, cumpliendo años, aprendiendo a rezar, a leer, a obedecer, a hacer bien los deberes, a decir la verdad a toda costa, a ser buenos con todos, cariñosos, a proteger al indefenso, al débil.

En Nazaret aprendió Jesús que la familia es el más hermoso de los mundos y que el mundo es una bella y gran familia. Del amor de María y de José aprendió Jesús la trascendencia del amor humano, del nacer y vivir en la familia, en la que cada miembro es inmensamente amado, imprescindible. Del tesón laborioso de María y José aprendió Jesús cómo el trabajo honesto dignifica. De la entrega amorosa de María y José aprendió Jesús cómo la verdadera dicha está en servir a todos, sobre todo a los más necesitados. De la honradez de María y de José, de sus virtudes, aprendió Jesús que la verdad es luz que abre caminos y que la santidad nos hace muy felices.

En Nazaret supo Jesús que lo aprendido debía compartirlo, comunicarlo a todos. Que si Dios era Padre de todos, a todos debía llegarles la noticia. Que si Dios era Padre de todos, no podía quedarse nadie sin saberlo, sin la alegría de rezarle, desahogarse con Él, agradecer su amor y celebrarlo. Jesús supo muy pronto, de muy niño, que de mayor iría por el mundo hablando de Dios Padre, anunciándolo a todos, mostrándoles su rostro bondadoso allí por donde fuera, en todo instante.

¡Con Jesús a Nazaret! ¡Vayamos todos!  A ser esa familia que Dios quiere, la familia de Dios en esta tierra, que es la casa común, nuestra y de todos.  Por eso hay que cuidarla, para que pueda cobijar a todos, sin dejar fuera a nadie. Por eso hay que cuidarla, para que en ella nos queramos todos, nos ayudemos todos como hermanos que somos, y sea hogar de todos y no se deteriore.

Jornada de la Infancia misionera. Somos una familia. Y cuántos niños hay que no lo saben, cuántos mayores hay que aún ignoran que Dios es nuestro Padre o que, si alguna una vez lo supieron, lo olvidaron y andan “buscando a Dios entre la niebla” o presa del olvido indiferente.

¡Vayamos con Jesús a Nazaret, pequeños y mayores! ¡Y con Jesús salgamos a la vida, a ser sus misioneros, sus testigos allí donde vayamos, donde estemos: las calles, el trabajo, la iglesia, los enfermos, los parques, los amigos, las artes y las leyes! ¡Unámonos en Él, viviendo juntos su Amor más entrañable, para ir haciendo juntos su casa, nuestra casa, que es la casa de todos, como así lo ha querido nuestro Padre!

 

Vicente Robredo

Administrador Diocesano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Arsys que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad